Lanzamiento: Don Joe | Milano soprano

Lanzamientos, Streams » Enviado por el 8 julio, 2021

Con una respetable y destacable carrera en la que se suman poco más de 2 décadas, Don Joe es uno de los veteranos de la escena italiana que ha estado vigente década a década, desde sus inicios en solitario pasando por la Sacre Scuole, su grupo Club Dogo, hasta ser el frontman de uno  de los importantes sellos independientes a mitad de los 2 miles con Dogozilla Empire. Sin duda una larga historia que contar de la que destaca, por supuesto, su historial musical en centenas de producciones para otros artistas y grupos, aunque también contando con materiales propios en los que suele reunir a una cartera de artistas con los que ha trabajado, y el día de hoy repite esa fórmula en este proyecto que tituló Milano soprano, el cual desde el título representa a la capital lombarda y por supuesto, en este material hizo un llamado a algunos de los veteranos, a algunos de los consagrados y a algunos nuevos talentos milaneses contando con un reducido número de 20 nombres que aparecen en él, que sinceramente podría dar para más con semejante título e idea detrás, así que para ir viendo los nombres que aparecen daremos un repaso por los 16 tracks a los que hay que restarles 5 skits.

Comenzamos con Big checks con el confortable “Do-Do-Do-Do-Don Joe” de entrada que da garantía y sello a la producción musical detrás para abrir paso a los versos de Jacke La Furia y Shiva, la primera muestra del álbum que junta dos escuelas para demostrar el estilo libre y rapper de siempre con barras y punchs que dejan un track básico que destaca a mitad del verso de Shiva con un ligero cambio instrumental en los drums, demostrando Don Joe que con poco puede hacer una diferencia notable en sus beats; cerrando con esta instrumental de fondo pasamos al primer skit donde Don Joe nos da la bienvenida recordando como veía Milán y desde entonces quería ser el artífice de tomar todo eso que veía. Completando la santissima trinita para este álbum apareciendo su compañero Guè Pequeno en el tercer track donde también rima Sacky, una de las jóvenes promesas milanesas que cuenta con el nivel necesario para éste track battle rap que disparan cual Desert Eagle sobre una instrumental que demuestra cómo Don Joe se mantiene a la vanguardia con esos sintéticos horns acompañados del sliding en el bass 808 que dan identidad a algunos subgéneros actuales.

El apartado con sus toque pop y la primera voz femenina hace su aparición en el tema Kandinski, con la cantante Rose Villain a lado del rapper Ernia, que para este tema se inspiraron en el artista ruso Vasili Kandinski para realizar un ejercicio de abstracción entre los versos y hablarnos un poco de sus vidas como artistas, de su paso por el éxito y lo que vislumbran a su muerte. La instrumental del tema nuevamente está en los sonidos de la decada con los rolls en los hit hats y snares 808 atresilladas que aparecen de repente, mientras que el toque pop lo da las guitarras y los arreglos vocales con autotune. De aquí partimos con otro skit de Don Joe recordando brevemente su pasado e introduciéndonos al tema Bandido de Emis Killa y Parky, quienes combinando algo de estilo libre nos hablan calle, de la que saben sus movimientos, pero que al final apostaron por el rap para alejarse un poco de ella.

En el track numero 7 para llegar casia la mitad del recorrido tenía que pasar una alusión al super colectivo  Dogo Gang con el track Dogo Gang bang, que básicamente es una cypher de batlle rap a cargo de Caneda, Vincenzo de Via Anfossi, Ted Bee, Montenero y Emi Lo Zio, que si bien cumplen los verso de cada participante, nos hace recordar que faltan muchos nombres del colectivo para que podamos hablar de un verdadero gang bang  y quizás este tema quede para una segunda ocasión; nombres como Marracash hicieron falta en el track anterior, pero tiene su espacio aparte en el álbum y lo hace junto a Venerus en el tema Guerriero, donde los versos van entre lo interpersonal y al autocelebración por salir adelante, teniendo una Marra’ mas directo en sus líneas, mientras que Venerus nos pinta algunos imaginativos y poéticos cuadros para hablar de su guerrero interno. Pasamos al tercer skit de Don Joe donde nos habla nuevamente de él y una batalla de salud personal a la que también se ha enfrentado como un guerrero.

Pasando la mitad del recorrido, en primera instancia se nota el sonido drill que nos demuestra que el productor milanés siempre ha estado atento de los ritmos que están en boga y puede emularlos, la muestra está en Banlieue en el que los versos son dispuesto por los de la 167 Gang, otras de las relativas nuevas caras que sin problemas montan la instrumental para dejarnos versos gansteriles que cumplen con lo que pedía la instrumental. Y continuando con la versatilidad de Don Joe, nos deja el tumbado del dembow que se fusiona en un afrotrap que montaron Philip y Il Ghost en el tema que llamaron Giungla, el cual al finalizar deja el espacio para otro de los breves skits de Don Joe celebrando su esfuerzo.

Para el track número trece aparece Jack The Smoker y Silent Bob dejando melancolía comparando situaciones y cosas que eran y con el tiempo cambian para bien o para mal. Siguiendo con los tracks donde profundizan las líricas de los intérpretes, tenemos el tema Piccolo principe de Massimo Pericolo y Nerissima Serpe, dejándonos adentrar a su mundo personal como lo hiciéramos al viajar en el mundo de El Principito de Antoine de Saint-Exupéry. Y para finalizar las colaboraciones, tenemos el tema Jackpot presentando J-Ax, Coma Cose y M¥ss Keta con esa dosis de pop rap indie que representan los participantes de este track, trayendo uno de los mensajes positivos del álbum donde comparan la vida  con una apuesta y sus azares del destino, como el destino que ve Don Joe al finalizar su material con el último skit, que nos hace pensar que está dispuesto a salir de su localidad yviajar a América latina (¿?).

Milano soprano es una apuesta que cumple sin pintar en exceso expectativas, muy corto en comparación de lo que quizás pudiera lograr Don Joe con la riqueza de exponentes milaneses que pudo haber juntado, cerrando un círculo muy íntimo de allegados con lo que ya ha trabajado y para este material cumple como una simple exhibición de su trabajo y del que quizás estaría sobrado exigirle más si de él tenemos muestras año tras año en cuanto a participaciones con decenas de otros artistas más allá del circuito milanés y donde ha logrado aportar algo de su esencia. Sólo queda a oídos del escucha el calificar el trabajo y decidir cuantos spins le dara, mientras lo recomendamos y compartimos por acá.