Review: Son Fino | Son Fino

Reviews » Enviado por el 29 Diciembre, 2015

Son Fino - Son Fino

Si hablamos de hip hop hecho en el D.F., para la escuela de antaño del graff en algún momento nos llevará a P One, que también es el nombre del hombre detrás de rapeos o del productor musical en lo que fuera el grupo Contraflujo que, con el paso de los últimos años, en un andar en solitario cambió posteriormente su nombre al de Justiniani. Oriundo de Azcapotzalco, Justiniani mantiene la batuta del hip hop real al que ha ofrendado variados trabajos individuales, grupales y detrás de la producción musical, si hacemos un repaso encontraremos su nombre en 1:55 A.M. El Álbum, Bienvenido al incendio, Primera fase, Segunda fase, Proyecto B, Mi versión de los hechos, por nombrar algunos junto a sus participaciones en proyectos alternos o en competencias de beatmaking. Comienzo con su nombre detrás de lo que será esta reseña ya que es el peso y sin duda fue él, en su mente inquieta, quien dió comienzo a lo que se convirtió en Son Fino; desconozco la historia completa del grupo (ojalá pronto podamos hacer una entrevista al respecto), pero la puedo marcar en un punto cuando Justiniani nos hizo llegar a Doble-H.com un clip y tema que traía por título Mi sangre, el cual se enpaquetaba sin mucho en concreto, sólo la unión con su gran amigo La Voz, hacer música, plasmar raps y completar todo con unos visuales para el tema. A esto le siguió el segundo sencillo de título Diamantes, que contó con la colaboración de Alma B, marcando este track su posterior integración al grupo. Con este par de sencillos se seguía cocinando el proyecto, algunas presentaciones en vivo con el trío y unos improvisados deeyeis para el control de las pistas o darle un toque de adorno a los visuales, pero en si ocultándose el rumbo que tomarían desde junio del 2013, hasta que se fueron abriendo paso para que viera la luz dos años después ya un firme proyecto, presentándonos su material homónimo el pasado 17 de octubre, trayendo también a un integrante sorpresa que se unió a las fila y que pasó a ser parte fundamental en las presentaciones en vivo detrás de las ruedas de acero, la mixer, la lap, los cuts y de llevar el control del timing, hablo de Enrique aka Lil Disco aka El Mohicano Puertorriqueño aka Gundam Machete.

De esta forma nos introducimos a Son Fino, grupo que sin duda en su espina dorsal es hip hop en presentaciones en vivo y por supuesto, gracias a su primer material discográfico en el que empaquetaron 13 cortes, que aparte del cuarteto, incluye trabajo detrás de beats con el sello de Golpe, Evil Needle y Said Zu, ellos por la parte externa, mientras que del mismo grupo, Gundam Machete en un beat y todos los scratches, y Justiniani quien estuvo en el resto de los beats así como de los controles de la mezcla y el master para Audio Magno. El formato físico del álbum fue puesto en un digipack de corte elegante con sublimado en el logo, toques dorados y negros en la impresión del empaque con arte de Memoma std. y fotografía de Jorge Ulloa.

La presentación abre con el nombre del grupo en el primer track, como comenté, esto partió con la unión de La Voz y Justiniani, quienes aquí más que presentar al grupo, ellos van muy individualmente, en líneas de lo que ven a su rededor, de lo que son, de lo que piensan de ellos mismo y de su rap, lanzando algunas líneas competitivas a la escena rapper, mientras que Alma B se introduce al disco tarareando entre los espacios que le permite el beat de Justiniani. Ya encaminada la introducción en modo rapper competitivo, se le suma una parte para plasmar un mensaje en el track 2, Justiniani se lanza individualmente sobre la pista de Golpe, y de un golpe al oyente deja en claro que Vivir de la fantasía no está chido, tema que bien podría ir dirigido a la escena rapper, y al mismo tiempo aleccionado al oyente con cierta ambigüedad para que el mensaje de Justiniani se pueda aplicar en otros aspectos de la vida. Sobre los treinta años, papá te está hablando con esa firmeza de la experiencia en este tema que se montó.

El giro para ponerse romántico viene en el track Primavera, un espacio como otros tantos de esos tracks en el que se habla de amor a la pareja, cuadradamente sencillo por parte de La Voz y un coqueto coro de Alma B en su primera participación del disco poniendo letra de su inspiración. Ya tenemos a los primeros 3 integrantes dejando algo de si y toca el turno de escuchar a los 4, el número resalta en el track 4 que lleva por título Un nuevo día, que comienza con Gundam Machete en el beat y posteriores cortes para resaltar las letras de Justiniani, La Voz y Alma B, cada uno mostrando a lo que están entregados día a día, a la música, el rap, la familia. Entre se formalizaba y no el grupo, este tema fue presentado como el primer single del álbum junto a un lyric video iniciando octubre del 2015, ya encaminados por lo que sería Son Fino los próximos meses.

Regresamos dos años antes mientras que Son Fino (Justiniani y La Voz) tenían la primera colaboración con Alma B, que posteriormente llevaron al track número 5 del álbum y que ya algunos habíamos escuchado con el título de Diamantes, presentado con una sesión en vivo videograbada y que subieron a su canal de Youtube, tema que ronda nuevamente para hablarnos de la percepción de su propia música deslumbrándonos con el brillo de ella y el coro de Alma B mientras que destellos también difractan en el beat de Justiniani tras cada nota de piano escalada sonando detrás.

Después de los anteriores dos tracks que funciona como himnos del grupo y les deja sentir cierta unión entre los participantes, llega el turno de presentar el himno individual de La Voz con un tema, que si bien no fue puesto en un trabajo hasta ahora, tiene años atrás que interpretaba en vivo, y sí, para quienes no lo conocen, esta es su presentación; un poco de aquí, un poco de allá de su persona.

Estamos a la mitad del álbum y le sigue el tema Shit caliente, que en cuanto a letras es una suma de tramos de letras de anteriores tracks y de partes de lo que sigue en el álbum: rap hablando de rap. Pero con la oportunidad de escuchar a la única colaboración vocal del material con Yak-Mag, quien hizo ponerse al tanto a Justiniani y La Voz para romper la cuadratura de lo anterior a éste tema, trayendo también un poco de su tono vocal a dueto con Alma B en el coro. Evil Needle puso el beat para este track que está al completo para mover la cabeza.

Después de soltar el cuello regresamos al romantiqueo en el track Hola, con Justiniani al control de una de las instrumentales del álbum que se perciben más pulidas en las que fluye un tema homogéneo entre los tres, se disfruta, se imagina esta historia con este par de caballero que rapean para tirar flores y conquistar a una chica, y la correspondencia de esta chica que puede caer enamorada; el pre de una historia, no sabremos si tiene un final, pero aquí queda claro que Son Fino.

Si seguimos el ritmo y el orden del álbum llegan en esta parte los golpes que destantear, nuevamente en un track rapper, con el cual comenzaron a dar referencia y nombre con el track Mi sangre, tema que como ya mencioné, marcó parte del inicio del grupo, a este le sigue otro que va sobre lo mismo, este tema lleva el título de Disparo. En este par de tracks queda apartada Alma B y es el turno de escuchar participando a Gundam Machete montando los cuts en los dos tracks; suena hip hop, suena rap, suena completo haciendo juego el trío a la vieja usanza.

Invierno es el título del track once, nuevamente un despliegue en solitario de Justiniani desahogando parte de él, plasmando experiencia, tema sumamente personal, pero que nos abre una puerta al artista un poco más allá del egotrip y del rapper. Tras este invierno encontramos Luz, una “segunda introducción” del grupo, o preludio al cierre, plasmando un poco más de lo que son, para cerrar con un beat de Zaid Zu en el tema De corazón; así Son Fino en esta primer entrega y propuesta que nos dejaron.

Son Fino | Son Fino

México D.F. | 17 Octubre 2015

Primera referencia de la agrupación con mucha reafirmación personal entre Justiniani y La Voz, se percibe compromiso con la música y el hip hop con el valor agregado del toque femenino y el control de los platos de respaldo en escenario y parte del disco con un dj que no funciona de adorno, se percibe una agrupación que va puliéndose al profesionalismo de la mano del “hazlo tu mismo” y que les va funcionando paso a paso con esta primer referencia sin tanto bombo y platillo. Intentando buscar más créditos en el disco son los 4 y los colaboradores ya mencionados, no hay más, y no resultó impedimento para llevar a manos del escucha un disco apetecible con destacable sonido que les da cierta personalidad lejos de los intentos de sonar para lo que buscan las masas entre los beats de moda; música hecha por adultos que recae en una fórmula rapper entre lo áspero y también lo suave que plasma mucho hip hop elegante y sobrio para entender porque lo de Son Fino, llevado hasta el arte del disco en un sencillo digipack por el que apostaron para montar su referencia en formato físico, que empaca un disco replicado, una fotografía para conocerlos, tracklist, créditos, el logo del grupo, un monograma y dos frases por parte de Justiniani y La Voz con lo que nos definen esta entrega, a esto se le suman ciertos detalles en los que cabe resaltar que Alma B aparece como featuring en la contraportada, mientras que Gundam Machete sólo en los créditos, aunque la única fotografía en el digipack nos hace ver que son un grupo, así que por esta parte hay cuestiones por aclarar o definitivamente ya está formalizada esta unión.

Sin duda hacen falta referencias físicas en la escena —aunque de esta también podemos encontrarla en plataformas digitales—, de igual forma hace falta un propuesta de la cual hablar, no por más adornada de fresca en los blogsillos del vecino para elevar el hype, pero si con la suficiencia y sin saltarse pasos para montar un material necesario del que también se pueda hablar de hip hop hecho en la Ciudad de México, de ese que guarda cierto vínculo con los oyentes que perciben el trabajo detrás más allá de lo que tiene que contarnos el mc, del rapper, del productor, sino de una agrupación participativa entre sus integrantes y que le den cierta cualidad al grupo como lo trajo Son Fino en esta, su primer entrega.

Lo bueno

  • La propuesta de la agrupación, queda en duda si salga otra en la Ciudad de México en la que la participación de cada miembro le den integridad y no esté sólo por cumplir en un adorno. Son Fino son El Grupo.
  • El audio es digerible y seguro sería imperdonable siendo el 2015. Justiniani al control.
  • El arte del disco, la copia física no se puede perder para apreciar lo que no se ve en las plataformas digitales, es un trabajo sencillo pero más allá de lo que le ofrecen en la maquila a tu rapper favorito.

Lo regular

  • Los saltos de ánimo que van casi pareados si se decide escuchar de corrido el disco, de un momento la onda va muy personal, luego meloso, luego en modo rapper y de regreso.
  • Si lo hicieron por separado Justiniani y La Voz, por ahí me hubiera gustado también escuchar algunas entregas individuales por parte de Alma B y Gundam Machete para darles más identidad de que pertenecen a Son Fino y tiene algo más que aportar al grupo.

Lo malo

  • Un palabrerío de frases, con buen delivery que sin duda con ensayo dejó su mejor ejecución en ciertos puntos, pero sumamente cuadrada; egotrip predecible, sobrado y casi nulos punchlines para esos tracks que caen en la redundancia, como que Justiniani nos hable de que “lo hace bien”, de lecciones apuntando con el dedo de la madurez o que La Voz se ponga en modo competitivo y al mismo tiempo nos recuerde el cariño por su madre. En contenido y ejecución es un dejavu más o menos entre al 2005, sólo que con un buen sonido y una nueva propuesta grupal a la que quizás se le pudo exprimir más allá de temáticas rappers o introspectivas, existen más oportunidades en materiales individuales para estas situaciones y quizás les faltó explorar más temáticas con las que jugar entre los 4.

Recomendado
Un nuevo día destaca por tenerlos a los 4, a esto suena Son Fino; Shit caliente con uno de los ritmos sencillos y alegre por parte de Evil Needle que quedó bien aprovechado por Yak-Mag en barras y su coro pegajoso junto a Alma B, tema que hace poner de buen humor, aunque después viene un bajón en cuanto a ritmo, el track que le sigue con el título de Hola también destaca entre tanto bla bla bla rapper ya que por lo menos exploraron una temática que funcionó muy bien entre los tres aunado a otra buena producción musical de Justiniani, una de las mejorcitas del material.