Review: Justiniani | Mi versión de los hechos

Reviews, Solo Hip Hop » Enviado por el 18 diciembre, 2010

Hablar de Justiniani es hablar de la escuela hip hop del Distrito Federal al norte de la capital, más específicamente de Azcapotzalco. Lo más emblemático de sus carrera es su participación en Contraflujo a lado de Dj Freak y Onze MC, su paso por Sonido Líquido y por su puesto, su escuela e inicios en el graffiti como P-One. Quizás una biografía corta, pero con la que ha dejado nombre para tenerlo como referente, que decidió desde hace unos años tomar su carrera en solitario, primero en su faceta de beatmaker publicando su beat tape de título Proyecto B y este 2010, conjugando el beatmaking, la producción y su trabajo detrás de la pluma como MC en el álbum que hoy se llama “Mi versión de los hechos”.

En primera instancia tengo que hablar que el álbum es un trabajo autogestivo sin un sello detrás, sin embargo no podría llamarse un demo, es un proyecto semi profesional donde los discos quemados quedaron atrás y tenemos un CD duplicado plateado con el nombre del autor grabado a láser y una bonita serigrafía a dos tintas donde el morado y un toque dorado resalta entre el arte del disco, mismo que encontraremos también en el singular empaque, el cual nos aleja del convencional digipack o jewel box, pues tenemos un poster-empaque de 60x49cm con un sobre donde encontraremos el CD; de un lado del poster una fotografía aérea con Justiniani posando frente a un librero mirándonos fijamente mientras sostiene “El hombre y su destino” de Guillermo Fernández Muñoz, a este lado del poster le adorna un tag con estilo de graffiti y a la vez caligráfico con las letras de Justiniani, y con letras de molde sencillas el título del álbum, mismo arte que veremos en la portada. El reverso del poster se compone con fotografías que representan a su familia, la música, la amistad, el arte y parte del contenido personal que encontraremos en el álbum, también se incluye el tracklist, los agradecimientos, los créditos y la portada que tiene un toque de desgaste imaginativamente previsorio de lo que le puede pasar al empaque, quizás en unos años y que sinceramente no se puede apreciar de igual forma en el trabajo digital en comparación con el proyecto en físico; la impresión y el orden del reveros del poster está pulido en detalle para que al momento de desdoblar los 7 dobleces del poster, cada apertura corresponda a un nuevo descubrimiento que el autor nos quiso dejar, todo esto teniendo en cuenta los créditos de quienes fue posible el arte con fotografías de Berenice Balboa y el diseño por parte de Octavio de la C., ahora bien, en el apartado musical y como se menciona en un inicio gran parte del trabajo fue del mismo Justiniani (beatmaking, grabación, mezcla, master) con un par de beats de Dj Makey y en las colaboraciones vocales tenemos a Juaninacka, Eric El Niño y MC Lento.

La bienvenida al proyecto está en el “Intro”, donde tenemos el valor del MC al ser honesto con su público y con él mismo en esta entrega y primer referencia en solitario al micrófono, también ambientándonos con ese peso de años de pisar escenarios llevando parte de esa vibra en “Quién da más” y algo de estilo libre con egotrip rapper, de ese que sabe que no es digerible para todo público y sólo para uno muy específico como el que lo sigue, por lo que Justiniani decide hacerlo a la vieja usanza con “Un micro”, donde el desahogo en él conllevan también sacrificios cuando no sólo es un hobbie, sino algo que se profesionaliza con pasión, por lo que el coraje también se siente presente en el estribillo con un diss dirigido para quien en algún momento de sus carrera lo quiso manejar cuando aún estaba en su viejo colectivo; en este punto la violencia auditiva va subiendo de tono cuando llega uno de los invitados estrella, Juaninacka con Eric El Niño tirando versos al enemigo alegórico al que están dispuestos a madrearlo si se meten con ellos; un track rescatable de este álbum, lejos de la colaboración, tiene una estructura y tema sencillo y un singular uso del slang mexicano con el que Juani se adaptó para hacer sonar esta colabo.

Saltando del modo rapper llegamos al lado personal con el tema que le da tìtulo al àlbum, “Mi versiòn de los hechos” nos da parte de algunas fotografías que en cierto punto son ambiguas en las ideas, pero con peso en el apartado donde Justiniani nos vuelve a recalcar que es rapper y está haciendo su tarea de hacer música como se debe dentro del círculo. El tema más personal es dedicado a su hijo, “Carlo”, a mitad del álbum, simplemente una carta con el cariño de padre en este tema.

Y regresamos al modo rapper ahora acompañado de uno de sus inseparables amigos de Justiniani, MC Lento hace presencia en este track, dejando otro de los temas representativos en este material por la sinergia que se siente gracias a su amistad y que tiene un par de años que lo tenían guardado, pues los pudimos ver interpretarlo en escenario y esta es la versión final de “Campeón sin corona”, donde los verso nos mantienen ese estado de estilo libre para contarnos porque son tan buenos en esto de hacer rap y cómo lo viven en sus días con la libertad de hacer música, por lo que Justinaini nos dice en un momento “Me libero”, otro track que nos adentra en el valor que Justiniani le da al crear su música y de pertenecer al movimiento hip hop, al que le dedica unas líneas más, principalmente al movimiento del rap y como también lo ha vivido, por lo que nos invita a “Un paseo conmigo”, otro de los temas memorables que incluye su respectivo videoclip adjunto en el CD como parte del material multimedia, cuenta también con uno de los estribillos más enganchables de este material, en contraste con el de tema “Mi voz es la señal”, uno de los más sencillos que juega con nosotros con el paneo, dejando una extensión de versos de temas anteriores, pero que al final se mezcla con un agradecimiento a sus finados padres, reflejando otra parte personal con el amor para quien estuvo detrás de él para hacer lo que hace y por lo que seguirá haciendo música. Con este tema podía haber finalizado el material, pero contamos con un bonus en estilo libre y rapper nuevamente con su incondicional amigo, MC Lento, reafirmando lo que tuvimos a lo largo del disco respetando mucho de la tradición en el rap al igual que del hip hop en cuanto a la producción musical, donde el sampling y boombap destaca en los beats de Justiniani, mientras que los de Dj Makey hace el contraste más experimental en la composición de los beats, que sin duda dejarán un buen sabor a los escuchas más tradicionalistas.

Justiniani | Mi versión de los hechos

México, D.F. | 18 diciembre 2010

Con una década detrás que lo respalda en el hip hop nacional, Justiniani decidió salir este año con su primer LP autogestivo que cumple con la calidad necesaria sin tener una label detrás, esto ya cuenta como un mérito a su carrera de la que esperamos tener más noticias, pues si de algo le ha valido, es que tiene ya un nombre labrado en el hip hop nacional realizado en el Distrito Federal. Esta primera referencia carga gran parte del hip hop más ortodoxo, o al menos el que le ha dado cierta identidad a la Ciudad con ese toque urbano y competitivo que se conjuga con lo aprendido del rap tradicional americano de egotrip y estilo libre, por lo que no encontraremos contenido altamente relevante más allá del YO, sus toques de vivencias personales, hasta cierto repaso de su pasado como rapper, familia y amigos, destacando algunos nombre y menciones. El trabajo final sin duda quedará como referente para todos aquellos que degusten del rapping con ese giro de vuelta a los básico sonando a la capital del país y en cuanto a la presentación en físico no le envidia nada al que nos podría ofrecer un sello transnacional, así que de este último recomiendo hacerse de una copia para el que sea coleccionista.

Lo bueno

  • Sin duda es una grata experiencia para valorar el trabajo en físico y tener una copìa de este álbum.
  • Detalles cuidados en la presentación y que demuestra que en el avance de la era digital, aún se pueden trabajar y editar materiales en fìsico para el coleccionista, aunado a la calidad de mezcla y master que le dan su toque profesional.

Lo malo

  • El paking no cuenta con una forma de protección y es insustituible, por lo que con el paso del tiempo el papel tendrá un desgaste asegurado y el CD tenderá a rayarse muy facilmente.
  • El álbum no cuenta con un auto run para que al insertar el CD en una PC en automático corra el videoclip incluido.
  • En muchas ocasiones se perciben los cortes cuando los versos no están grabados en una sola toma.

Lo regular

  • Mucho contenido que redunda en ser rapper con su lado de autocomplacencia y egotrip soft para intentar conectar con la audiencia, pues en muchas ocasiones Justiniani se refiere directamente al escucha en intentos que se sienten tipo:  “¿Me entiendes? ¿Me comprendes? ¿Me explico bien? ¿Estás conectado con lo que te digo? ¿Me escuchas? Te comparto esto”. Aunado a esto, se escuchan seseos que se escapan de repente con monoflows que no dejan peso con frases o punchlines célebres para que guarde en memoria del oyente, o plasmar historias más interesantes.

Recomendado

La tercia de tracks sin orden específico, “Tú me das esquina”, “Campeón sin corona”, “Un paseo conmigo” son los temas rappers que representan la mayor parte de tracks del álbum, a excepción de “Carlo”, uno de los pocos temas con una estructura trabajada de principio a fin sin recurrir al exceso de frase sueltas.